Clínica de Medicina y Cirugía Estética Mallen | Tratamientos de Abdomen

Cuando se trata de reducir la grasa del abdomen, ¿qué intervención debemos elegir? ¿Liposucción o abdominoplastia? Esta duda es muy común y, aunque debería ser tu doctor quien te diera la respuesta, ¡no nos quedemos ahí!

Como sabéis, en Clínica Mallen queremos que estéis lo más informados posible sobre nuestros tratamientos, intervenciones y procedimientos. Por eso, y antes de que consultes con el doctor, conozcamos primero las dos opciones.

Ambas, tanto la abdominoplastia como la liposucción, se utilizan para eliminar el exceso de grasa. Pero, aunque pueda parecerlo, no son la misma intervención. ¿En qué consiste cada una? ¿Qué las diferencia?

Sigue leyendo nuestro nuevo post para contestar a esta y otras preguntas. Así, cuando consigas tu cita con el doctor Tudela, ¡llevarás mucho trabajo adelantado para elegir la intervención que más se adapta a tus necesidades!

¿Qué es la abdominoplastia?

La abdominoplastia es una intervención de cirugía estética concebida para corregir todos los defectos posibles del abdomen, tanto en la piel como en la grasa y la musculatura. Así, conseguimos el aspecto deseado o recuperamos su aspecto original.

Aunque es muy común que las mujeres se realicen esta intervención tras el embarazo, lo cierto es que generalmente los pacientes no se lo realizan por razones de salud. Con la abdominoplastia buscan reducir el volumen del abdomen, consiguiendo un vientre plano y una figura más fina.

A pesar de tratarse de un tratamiento quirúrgico, no es de los más complicados. Consiste, generalmente, en una incisión por encima del pubis que se extiende hasta las caderas. A través de ella se eliminan tanto la piel como la grasa sobrantes, además de reforzar los abdominales.

¿Qué es la liposucción?

La liposucción es una intervención alternativa a la abdominoplastia. Sin embargo, esta no está concebida específicamente para la zona abdominal, aunque también consiste en reducir el exceso de grasa de la zona intervenida.

La liposucción se utiliza para extraer grasa acumulada en zonas del cuerpo como papada, brazos, mamas, abdomen, nalgas, caderas, muslos o tobillos. No es una solución a la obesidad, como muchos piensan, sino un tratamiento para moldear la figura del paciente.

En Clínica Mallen trabajamos una nueva técnica, la lipotransformación, con la que no solo extraemos la grasa no deseada, sino que la reubicamos en aquellas zonas donde hay defecto de ella para conseguir más y mejores resultados en la tarea de moldeamiento de la figura del paciente.

Como ves, la principal diferencia con la abdominoplastia es que esta intervención no se centra en una sola zona del cuerpo, sino que sirve para extraer grasa de diferentes puntos. Además, y como su propio nombre indica, esta intervención implica la succión de la grasa con un equipo quirúrgico especial.

¿Abdominoplastia o liposucción?

La gran pregunta. Si ambos tratamientos sirven para extraer grasa del abdomen, ¿cuál es el más indicado? En Clínica Mallen nos gustaría tener una respuesta concreta a esta pregunta, pero lo cierto es que cada paciente es un mundo.

Elegir una u otra intervención dependerá de los resultados que quieras obtener, de la cantidad de grasa y de tu propio cuerpo. Por eso, y como comentábamos al principio, lo mejor es consultar con un especialista.

Cada una de las intervenciones tiene unas ventajas y unos riesgos, y para tomar una decisión deberán tenerse en cuenta todos los factores concretos de cada paciente para determinar cuál es la mejor opción.

 

Esperamos que, aunque ambas intervenciones sean parecidas, hayas podido despejar alguna de tus dudas. Ahora que tienes algo más de información ha llegado el momento de que nos dejes tus datos de contacto para concertar una cita con el doctor Tudela.

Juntos, el doctor y tú podréis determinar cuál de los dos tratamientos es la mejor opción para ti y, por fin, ¡conseguir el cuerpo que deseas!