fbpx

Hilos tensores

Lifting fácil sin cirugía

El primer “boom” mundial de implantar hilos en cara y cuello fue a principios de los 90 con “hilos de oro”. En nuestra clínica comenzamos a utilizarlos en 1993. Los resultados eran buenos pero no espectaculares.

Ahora con la incorporación de nuevas técnicas y la extensa variedad de materiales (todos reabsorbibles) los resultados son inmediatos y a medio plazo la reabsorción del hilo estimula la creación de colágeno lo cual aumenta la tensión de la zona donde lo hemos puesto.


¿En qué consiste el tratamiento?

Comenzamos diseñando el recorrido que llevará la aguja, dependiendo de las zonas de flacidez y de las líneas de tensión de la zona.

Posteriormente anestesiamos el punto de entrada para mayor confort del paciente. Introducimos la aguja o cánula, que lleva incorporado el hilo.

Una vez terminado la técnica, prescribimos tratamiento antiinflamatorio y antibioticoterapia sí fuera necesario. Normalmente no necesita analgésicos.


Tipo de tratamiento

No quirúrgico

Recuperación

Leve inflamación durante las 24 horas

Duración de la sesión

1h

Efectos secundarios

Leves: Hematomas en el punto de entrada, edema, sensación de tirantez.

Moderados: Infección, depresión a lo largo del recorrido del hilo, rechazo al material.

Contraindicaciones

Este tratamiento no es recomendable para personas con infección activa, embarazadas y en lactancia o pacientes anticoagulados.


Financiación a medida.

back to top