Mastopexia

Realza tus pechos

Se trata de una intervención para elevar y dar forma a los pechos caídos. Consiste en la eliminación de los excesos de piel y en ocasiones puede ir acompañada de la incorporación de prótesis mamaria para un mejor resultado. Se pretende rejuvenecer las mamas después de haber pasado por cambios bruscos de peso, lactancia o por la pérdida de elasticidad de la piel, que hace que las mamas caigan, por el paso de los años.

El objetivo es conseguir un levantamiento del busto y una posición adecuada, con un resultado de pechos más firmes.


¿En qué consiste la intervención?

Cuando esa caída es leve, de 0,5 a 1 cm, podemos reponer la mama a la distancia correcta con una intervención periareolar. Sin embargo esto es poco frecuente lo habitual es que la intervención necesite una “T” invertida. Normalmente la paciente considera tener un volumen que no es real, cuando reconstruimos la mama el volumen suele ser insuficiente por lo que en ocasiones necesitamos poner un implante para que la mama tenga un aspecto estético mejor.

El postoperatorio sí hemos puesto una prótesis será más incómodo por la implantación de la prótesis debajo del músculo.


Tipo de tratamiento

Quirúrgico

Recuperación

2 semanas

Duración de la intervención

Entre 2 y 3 horas

Efectos secundarios

Leves/moderado:
• Hiperpigmentación: puede suceder sobre todo cuando la cicatrización no ha sido buena.
Graves:
• Infección, rara vez se produce ya que tanto en quirófano como en la postintervención el paciente está con cobertura antibiótica. Si apareciera una infección debemos actuar lo antes posible porque puede dejar secuelas poco estéticas.
• Hemorragia, sucede en raras ocasiones. Si durante la intervención vemos un sangrado poco habitual dejaremos un drenaje para controlar el sangrado. No obstante si se produjese un sangrado que aumenta con el paso del tiempo y que deforma la mama, tendremos que re-intervenir y cerrar el vaso sangrante.
• Asimetría, normalmente las mamas son asimétricas y además la evolución postoperatoria suele ser distinta entre ambas mamas. Además debido a la gravedad y a los cambios hormonales, las mamas suelen sufrir transformaciones en su volumen y evolución.
• Cicatrices, Para una buena cicatrización es importante la técnica del cirujano, pero fundamental es que la paciente NO sea fumadora porque en caso contrario irremisiblemente la cicatriz se abrirá allí donde más tensión hay, unión cicatriz vertical con areola y vertical con surco submamario. Las cicatrices comenzarán a mejorar a partir del quinto mes.
• Sensibilidad, suele haber una pérdida o disminución de la sensibilidad en las zonas tratadas, que puede llegar a ser permanente.
• Necrosis, puede suceder en la zona de areola-pezón.
• Lactancia, puede verse comprometida después de la intervención.
p>

Contraindicaciones

No está indicado en personas con enfermedades autoinmunes. Tampoco en embarazadas ni durante el periodo de lactancia.


Financiación a medida.

back to top