fbpx

Micropigmentación

La solución para corregir ese rasgo que no te gusta de una forma sencilla

En la clínica Mallen incorporamos un nuevo servicio para nuestros pacientes de la mano de MicroStyle: la micropigmentación.

Esta técnica es una especialidad enmarcada en el campo de la estética con el objetivo de corregir, mejorar y/o embellecer diversos rasgos de la anatomía corporal, ya sea masculina o femenina. Dicho tratamiento consiste en implantar pigmentos a nivel epidérmico o superficial para aportar color y forma a determinadas partes del cuerpo, siendo los ojos, labios, cejas y pecho las zonas más habituales en el caso de las mujeres.

El uso de la micropigmentación ha aumentado en los últimos años como técnica correctiva para disimular posibles imperfecciones en el cuerpo, como son las cicatrices, o para camuflar enfermedades que conllevan pérdida de pigmentación de la piel, como es el caso del vitíligo.

La micropigmentación se considera una técnica de maquillaje permanente, por lo que se suele asociar con el concepto del tatuaje debido a sus similitudes de permanencia. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la micropigmentación, a diferencia del tatuaje, es variable en base a diversos factores, como la piel del paciente, los materiales empleados, cuidados anteriores y posteriores, etc. Por tanto, la duración aproximada de este tratamiento está comprendida entre uno y dos años, aunque su efecto es inmediato al realizar el tratamiento.


¿En qué consiste el tratamiento?

El primer paso a realizar para iniciar la micropigmentación consiste en la conocida prueba de la alergia, donde se evalúa si el paciente es apto para realizar el tratamiento. Dicha prueba debe ser realizada 48 horas antes del tratamiento como mínimo para evitar que el paciente experimente cualquier tipo de reacción alérgica al tratamiento.

Este proceso se realiza en la cabina de pigmentación, la cual cumple estrictamente la normativa vigente y será adecuada para el mismo. Cada uno de los materiales utilizados en la prueba de tolerancia son totalmente estériles. En dicha cabina se procederá a aplicar un poco del pigmento que se utiliza en la técnica de la micropigmentación detrás del lóbulo de la oreja, lo cual es completamente indoloro.
En el mismo paso, con el objetivo de adaptar lo máximo posible el diseño a los rasgos corporales y fisionómicos propios del paciente, es fundamental realizar una prueba de visagismo. En ello, el técnico realiza un esbozo sobre el resultado final, lo cual permite que el paciente tenga una visión del resultado y, con ello, unas expectativas reales del tratamiento en su caso. En esta fase es necesario el mayor “feedback” posible entre el profesional y el paciente, donde se intercambien opiniones en un diálogo fluido para poder personalizar el tratamiento de micropigmentación al máximo.
Cuando el diseño esté acordado con el paciente, se procede a la realización del tratamiento de micropigmentación, durante el cual el paciente puede notar sensaciones incómodas, sobre todo si el tratamiento se realiza en zonas sensibles, como pueden ser los ojos.

Por último, tras la espera de unas semanas desde la realización del tratamiento, se realiza una sesión de revisión o reconocimiento, donde el profesional evalúa si es necesaria la aplicación de retoques sobre el trabajo, lo cual sucede aproximadamente en el 90% de los tratamientos. En caso afirmativo, se realiza dicho retoque con el mayor nivel de detalle posible.


Tipo de tratamiento

Micropigmentación

Recuperación

Según la zona tratada, la edad y otros factores.

Duración de la intervención

Varía según el tratamiento realizado.

Contraindicaciones

Temporales: Herpes, infección local, dermatitis, infección bacteriana fúngica o vírica.


ANTES Y DESPUÉS
back to top