fbpx

Peeling Faciales

Luce un rostro terso y más suave

El término “Peeling” significa pelar, descamar, exfoliar, desprender. Puede ser realizado de forma física (láser, luz pulsada, dermoabrasión) o química (ácidos). Con esta técnica se tratan diferentes alteraciones de la piel devolviéndole un aspecto suave, más joven y uniforme, eliminando impurezas y suavizando las arrugas. Además los peelings pueden ser divididos en: Superficial, Medio y Profundo.

Superficial: Esta técnica provoca una ligera descamación. Es empleada para actuar sobre las lesiones más superficiales de la epidermis provocando una ligera o nula descamación.

Medio: Con este tipo de peeling ya encontramos una descamación más intensa, necesitando unos 10-15 días para la recuperación de la piel. Son más agresivos y efectivos que los peelings superficiales y con ellos eliminamos las manchas y las arrugas de profundidad media.
Este tipo de peeling se utiliza para las queratosis actínicas, manchas, mejoría de cicatrices y de arrugas. También para arrugas finas peribucales, poros dilatados, cicatrices superficiales de acné, envejecimiento precoz o por el exceso de sol. Este peeling elimina la capa superficial de la piel (epidermis) llegando a la dermis. Con esto, la cara gana en uniformidad, luminosidad, y aspecto más joven en un espacio de tiempo de 7 a 10 días. El peeling más utilizado para el grado “medio” es el TCA a concentraciones del 10% a 35%.

Profundo: Este peeling alcanza las capas profundas de la piel, estrato basal con una recuperación media de 21 días. Los resultados son mayores pero las complicaciones también. Por lo general se realizan en personas de más de 50 años o en jóvenes con piel dañada por el acné.


¿En qué consiste el tratamiento?

Cualquier tipo de peeling comienza con una limpieza de la piel y desinfección, posteriormente aplicaremos el ácido con un pincel, con gasas o con bastoncillos especiales para el tratamiento. Dejaremos actuar el tiempo determinado para cada tipo de peeling y neutralizaremos el ácido o sellaremos según el protocolo de cada sustancia.

El tratamiento post-peeling es fundamental para tener un confort y un resultado deseado y depende de la profundidad a la que hayamos llegado.


Tipo de tratamiento

No quirúrgico

Recuperación

Dependiendo del tipo de peeling, desde la incorporación inmediata a las actividades habituales, hasta el aislamiento durante 8 días

Duración de la sesión

15 minutos

Efectos secundarios

Leves/Moderados:
Descamación, no puede ser realmente un efecto secundario ya que es lo que buscamos, si bien algunos peeling son muy suaves y no se produce el pelado.

Moderados/Graves
• Hiperpigmentación o manchas: Normalmente es por falta de cuidados del paciente, relacionado con la exposición al sol. Para evitar esta complicación es necesario utilizar a diaria sustancias despigmentatantes y protección solar. Es tratamiento será durante el primer mes.
• Quemaduras: Son raras, se pueden producir con el peeling de fenol. Aunque puede suceder con cualquier Ácido en manos de médicos poco expertos.
• Cicatrices: Debemos postergar el máximo tiempo posible la retirada de las costras en los 7-10 días postpeeling, evitando de esta manera heridas y consecuentemente manchas y cicatrices. La costra inicial protege la piel nueva en los primeros días; deben desprenderse por sí solas o por el médico.
• Infección: Poco frecuentes y habitualmente se producen por el paciente al tocarse con las manos no lo suficientemente limpias.
• Herpes: Se presenta en pacientes predispuesto o que ya han padecido anteriormente un caso de “herpes”. Todo paciente que tenga antecedentes debe ser tratado previamente con antivirales al someterse a peeling, sobre todo si son medios o profundos.

Contraindicaciones

Personas con cáncer o que en los últimos meses haya estado en quimioterapia. Enfermedades infecciosas en la piel, heridas abiertas, embarazos o en lactancia, enfermedades dermatológicas o en proceso de tratamiento con medicamentos.


Financiación a medida.

back to top